Publicidad

¿Para qué y para quienes está dirigida la Directiva MiFID?

En está ocación le brindaremos a los lectores una breve explicación de lo que és la Directiva MIFID (Markets in Financial Instruments Directive).

Esta directiva europea regula la prestación de los servicios de inversión y, por tanto, afecta directamente a todas las entidades financieras de inversión en la manera en la que informan, asesoran o venden productos financieros a sus clientes o potenciales clientes así como en la forma en que les ofrecen servicios de ejecución de operaciones sobre instrumentos financieros.

El objetivo principal de esta directiva es la protección del cliente, regulando el comportamiento de la entidad financiera de inversión, en otras palabras se encarga de que el cliente reciba la suficiente información para poder elegir el producto de inversión con conocimiento del mismo y a partir de aquí, el cliente deberá disponer del tiempo necesario comprender la información del producto antes de tomar una decisión definitiva.

Esto permite incrementar la competencia existentes entre las diversas entidades financieras de inversión.

Finalmente la Directiva MiFID (vease otro punto de vista) no está dirigida  a todos los productos por igual, ya que no todos están bajo la sombra protectora de esta última, por eso es que existen:

  • Productos excluidos de la aplicación de la Directiva MiFID, por ejemplo cuentas corrientes, libretas de ahorro a la vista, imposiciones a plazo fijo, planes de pensiones o seguros de ahorro.
  • Productos MIFID no complejos, por ejemplo valores negociables, instrumentos del mercado monetario, pagarés, fondos de  inversión, etc.
  • Productos MiFID complejos, por ejemplo deuda subordinada, fondos de inversión libre, opciones, warrants, seguros de cambio y opciones sobre divisas.

Publicidad