Publicidad

La verdad de las EAFIS

En primera medida ya sabemos que las EAFIS son empresas que se dedican exclusivamente a prestar servicios de asesoramiento financiero a sus clientes, para distinguirlas de aquellas que gestionan o distribuyen productos financieros.

Pero la realidad es que no están vinculadas a una sola entidad financiera, lo que las diferencia claramente de bancos o gestoras que venden solo sus productos. Esa particularidad, en teoría, las arropa de un manto de “independencia” que es su mejor baza. De hecho, a sus miembros se les denomina comúnmente asesores independientes, e incluso hay quien cree que la “I” final de EAFI responde a  la palabra mencionada anteriormene, INDEPENDIENTE.

El patrimonio asesorado por las EAFI creció en el segundo semestre de 2011 -último dato disponible- un 4,3%, hasta los 17.200 millones de euros. Un 9% más si la comparativa es anual, esto quiere  decir y refleja que su crecimiento es contante.

Si bien unos pocos clientes profesionales se llevan el grueso del montante asesorado, los datos indican un pequeño descenso de estos, al tiempo que aumenta el de clientes minoritarios. En cuanto al número de contratos, en el segundo semestre del año se elevó en un 20%, hasta los 3.789.

Su creciente importancia también se muestra por su número. Si en 2009 eran solo 16, a finales de mayo eran ya 94 las EAFI registradas por la CNMV, después de concluir 2011 con 82 entidades. Podemos entonces imaginar, que el  sector da por hecho que este año se cerrará por encima del centenar.

Cabe destacar que lo que realmente marca la evolucion del negocio de las EAFIS, es el acceso de los clientes a sus servicios y pagar por ese valor añadido, debido a que la necesidad de contar con un asesor financiero no tiene que ver tanto con el volumen del patrimonio como con el servicio que se quiera recibir y las necesidades que tengan los titulares de este. Se puede contar con una EAFI desde volúmenes de activos menores y mejorar mucho la gestión y tranquilidad patrimonial.

Se cree que como mínimo hay que tener entre 50.000 y 100.000 euros disponibles para que interese trabajar con una de estas empresas. Otros no se ponen suelo, ni limites. “Por que no hay un mínimo, ya que el EAFI es como un médico de cabecera. Nunca nos preguntaríamos a partir de cuántos grados de fiebre hay que acudir al médico, ¿verdad?, o al menos eso sucedia antes de que apareciera instalada mayormente la figura del internet, donde nadie leia y sacaba conclusiones de su propio diagnóstico.

En este sentido, la EAFI es el ambulatorio de proximidad que diagnostica y emite un tratamiento para prevenir males mayores. Desde luego el paciente nunca debe de esperar a que su salud financiera sea terminal”, aclaran desde EmásI, continuando con el símil médico.

De todos modos, como una humilde opinion, sería bueno resaltar que  habría que cambiar el modelo de banca que se tiene en españa hasta ahora: una banca ‘paternalista’, en la que las sucursales han vendido productos a inversores desinformados y que en ocasiones se han comportado como comerciales interesados únicamente en despachar un producto para llevarse las comisiones, efectivamente, en  españa estan muy bancarizados. Según diversos cálculos, más del 90% del asesoramiento proviene actualmente de la entidad financiera habitual del cliente.

Publicidad

One response to “La verdad de las EAFIS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>